domingo, 18 de diciembre de 2016

QUÉ URGENCIAS MÁS EXTRAÑAS…


Tras esperar casi una hora, apareció el Médico de Urgencias para informar a los familiares acerca de la salud del recién ingresado.
            -No tiene nada grave –manifestó, mirando a la media docena de los interesados.
            -¿Entonces? –preguntó una mujer de media edad con cara de pocos amigos, dudando de la competencia del médico.
            El facultativo la miró, y respondió sin rodeos:
            -No quiere salir del consultorio ni vivo ni muerto.
            Los acompañantes se miraron entre sí.
            -¿Se puede saber qué le ha dicho? –interrogó un hombre de aspecto delgado.
            El médico se dirigió con mirada implacable: “¿Ha oído hablar del secreto profesional…? No diré ni una palabra; además, ustedes saben perfectamente el  motivo porqué esta aquí.”

            Los presentes se miraron entre si, y en comandita desalojaron la Sala de Visitas del Hospital sin ni siquiera despedirse del facultativo, que los siguió con la mirada, moviendo la cabeza en señal de desaprobación.

No hay comentarios: