domingo, 19 de julio de 2009


Girasoles tímidos, siempre mirando al sol,

con cara sonriente, siempre de frente,

intentando estar espigados como Pau Gasol,

¡imposible! no hay manera de sorprenderles.

Quien pudiera ser girasol,

buscando la luz del astro rey,

secuestrando tinieblas del fondo del alma,

marcando su ley,

sin ambages ni artimañas.

¡Buenos días, girasol!

No hay comentarios: